¿Qué son los superalimentos?4 min

Los superalimentos son alimentos, en su mayoría de origen vegetal, pero también algunos pescados y productos lácteos, que se cree que son nutricionalmente densos y, por lo tanto, buenos para la salud. Los arándanos, el salmón, la col rizada y el acai son solo algunos ejemplos de alimentos que han obtenido la etiqueta de “superalimento”. Sin embargo, no existen criterios establecidos para determinar qué es y qué no es un superalimento. 

Los superalimentos contienen una variedad de nutrientes, como los antioxidantes, que se cree que previenen el cáncer. También contienen grasas saludables, que se cree que previenen las enfermedades cardíacas ; fibra, que se cree que previene la diabetes y los problemas digestivos; y fitoquímicos: los productos químicos de las plantas responsables de los colores y olores profundos, que pueden tener numerosos beneficios para la salud. El consumo de alimentos que están llenos de nutrientes (como muchos de los llamados superalimentos) es sin duda una buena idea.Pero la clave para una dieta saludable es consumir una variedad de alimentos nutritivos en las cantidades adecuadas.

Aceite de oliva virgen extra: Es uno de los alimentos por excelencia y muy saludable. Aparte de disminuir el colesterol malo y la tasa de infartos, en mujeres ha demostrado disminuir el desarrollo de cáncer de mama. Además, tiene propiedades antioxidantes.

Quinoa: Es un pseudeceral pero se parece a las legumbres. Aporta proteínas de alto valor biológico y también es muy rica en fibra de fácil digestión. La fibra y la proteína es mejor que la de las legumbres. Esto repercute en una buena salud del tránsito intestinal previniendo enfermedades como el cáncer de colon. Son un aporte de hidratos de carbono complejos, que es nuestra fuente de energía diario. No tiene gluten y es muy rica en aminoácidos. Se prepara igual que un arroz hervido y se puede mezclar con verduras salteadas, con ensalada, etc.

Legumbres: Ricas en hierro y minerales como el calcio o el magnesio, son fuente de proteína de valor biológico, aunque no es tan elevado como el de la carne. Pero, a diferencia de de la carne, aporta muy poca grasa y mucha fibra.

Brócoli: Se trata de una verdura con una gran cantidad de vitamina C. Tiene mucho contenido en agua, mucha fibra y pocas calorías. Además contiene sustancias antioxidantes de las que se han hecho estudios y se ha visto que van bien para prevenir enfermedades como el cáncer.

Hojas verdes: Habría que consumirlas a diario. Son altamente alcalinizantes y nos aportan mucha clorofila que nos ayuda a depurar el organismo. Además, son ricas en aminoácidos, que son los precursores de las proteínas, muy ricas en ácidos grasos omega y mucha fibra que ayudan a limpiar nuestro sistema digestivo.

Naranjas: Uno de los cítricos más interesantes. Tienen un alto contenido en vitamina C, ácido fólico y antioxidantes, algo que nos ayuda a combatir los radicales libres.

Nueces. Ricas en Omega3, se recomienda tomar cada día un puñadito de nueces, por el aporte que de vitamina E, fibra y una grasa saludable es muy buena para el colesterol y el corazón. Además protege frente a algunos tumores.

Sardinas: Son un gran aporte en Omega3 que mejora la salud cardiovascular y reduce la inflamación en general. Y comer la espina aporta mucho calcio. Además, es un pescado azul que al ser de tamaño pequeño no acumula materiales pesados.

Ajo: Ha demostrado que mejora el colesterol y es un buen diurético además de tener propiedades antibacterianas así que es una ayuda para el sistema inmunitario. Además hay estudios que aseguran que ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer.

Chocolate negro: Cuanto más cacao tenga, más rico en antioxidantes y en fibra es, algo que es bueno para la salud cardiovascular y para el sistema nervioso central.