¿Que hago si me pica una medusa?2 min

Las medusas tienen períodos de aparición estacional. En las aguas españolas la época de máxima abundancia se sitúa entre el comienzo de la primavera y final del verano, permaneciendo el resto del año en la mayoría de las especies en forma de pólipo en el fondo o de huevos de resistencia en el plancton. 

El calentamiento global ha provocado que la temperatura de todos los océanos y mares del mundo se haya incrementado lo que ha inducido a que especies que antes no se podían encontrar en las playas españolas, ahora ya sean de lo más común.

La presencia de grandes bancos de medusas que arriban a nuestras costas en verano no es un hecho aislado en el Mediterráneo ni en otros mares del mundo.

Te vamos a dar unos consejos si tienes la mala suerte de toparte con una medusa y que te pique.

Si aún estas en el agua, lo primero que hay que hacer es salir cuanto antes, pero sin perder la calma. El dolor es a veces tan intenso que puede llegar a ‘paralizar’ a la persona, poniéndola en riesgo de ahogarse si no hace intentos de mantenerse a flote. Una vez fuera del agua, hay que retirar los posibles restos de tentáculos
que estén adheridos a la piel, pero siempre con la ayuda de unos guantes. Utiliza suero fisiológico preferiblemente o, en su defecto, el agua del mar, o bien intenta raspar cuidadosamente la zona con el
canto de una tarjeta de plástico.

  • Hay que intentar calmar el dolor: para ello, se debe aplicar frio localmente (una bolsa de hielo) durante 15 minutos o echar agua salada sobre la zona. Si el dolor es muy intenso o no cede, hay que acudir al puesto de primeros auxilios o al centro de salud más próximo.

Igual de importante es saber lo que no hay que hacer:

  • No hay que frotarse o rascarse porque eso ayudaría a extender el veneno por la piel si hubiera tentáculos adheridos a ella.
  • No pongas tus manos sobre la zona afectada; protégelas con unos guantes antes de tocarla.
  • No eches ni sumerjas en agua dulce la zona afectada: provocarías la descarga del veneno de las cápsulasvenenosas que tienen los tentáculos. Tampoco eches sobre la zona alcohol, vinagre o amoniaco.
  • Nunca pongas el hielo directamente sobre la piel: ademas de poder provocar una quemadura, activaria la descarga del veneno.