Come para tener un corazon fuerte3 min

La salud cardiovascular es un problema de primer orden en nuestro país. Sin embargo, hay factores sobre los que podemos influir para mejorarla.

La alimentación, el descanso, el estés, el ejercicio físico, son todos ellos elementos que aumentan o disminuyen la salud de nuestro corazón. Según la Fundación Española del Corazón, 1 de cada 10 infartos se pro­duce por factores conocidos y modifica­bles. Hay que tener en cuenta, además, que las muertes hospitalarias por infar­to de miocardio se han duplicado durante la pandemia, por lo que no hay tiempo que perder. Toca cuidarse.

El sobrepeso, uno de los grandes enemigos

Cuando hay kilos de más u obesidad, el corazón tiene que bombear con más fuerza, lo que lo obliga a trabajar el do­ble. El resultado es que las arterias se engrosan por la acumulación de grasa colesterol, dificultando, a su vez, el riego sanguíneo. Pero hay un tipo de grasa que es más peligrosa aún: se trata de a acumulada en el abdomen. Cuando hay un exceso de esta, «se liberan en exceso ácidos grasos en la sangre, lo que afecta directamente al metabolismo del hígado». Esto hace que el organismo responda peor a la insulina, aumenten los niveles de azúcar en sangre y se incremente el riesgo de oclusión arterial.

Una dieta cardiosaludable

La dieta que protege el cora1.ón descan­sa en u-es pilares: reducir la ingesta de grasas de origen animal, evitar el exceso de calorías e intentar que la base de la alimentación sean frutas, verduras, acei­te de oliva, pescado y fibra. «Se aconseja que las grasas constituyan n1enos del 30 % del total de calorías. También es muy importante limi­tar el consumo de sal a menos de cinco gramos al día, y reducir aquellos produc­tos con grasas trans y cuyo con tenido en azúcares y aditivos sea elevado. El alcohol es otro gran enemigo del cora1.ón. Hay que apartarse de él.

Buenos habitos

  • Además de seguir una alimentación adecuada, hay unos hábitos básicos que mejoran la salud cardiovascular. Estos son los fundamentales:
  • Dormir entre 7 y 8 horas.
  • Hacer 150 minutos semanales de actividad física.
  • Cuidar la higiene bucal, evitando las enfermedades periodontales.
  • Vigilar la ansiedad y el estrés.
  • Exponerse 20 minutos al sol cada día parasinteti1.arvitamina D.

Hay alimentos que por su composición y nutrientes, son grandes aliados de nuestra salud cardiovascular. Es el caso de las nueces, dado su alto nivel de Omega 3; el salmón, porque ayuda a bajar los índices de triglicéridos; o el brócoli, que gracias a su gama de nutrientes (acido fólico, vitamina K, antioxidantes, calcio, hierro, zinc, …) facilita la reducción de los accidentes vasculares.