Beneficios para la salud de la alcachofa3 min

Las alcachofas son verduras de aspecto majestuoso que aparecen con frecuencia en las ensaladas como lo hacen en las pizzas con queso para llevar … así que, ¿qué tan saludables pueden ser? En resumen: bastante saludable. “Las alcachofas tienen calcio, vitamina C, vitamina A y hierro.

Ya sea que elija cocinarlas al vapor o hervirlas, las alcachofas son un excelente aperitivo, guarnición o refrigerio que contiene todo tipo de beneficios beneficiosos para usted.

1. Estan llenas de nutrientes

Estas pequeñas verduras están repletas de nutrientes importantes, como vitamina C, vitamina A y hierro, “además de potasio y antioxidantes”.

2. Mejora la salud del corazón

Las alcachofas son ricas en minerales como potasio, magnesio y fósforo, que son conocidos por mejorar la salud de nuestro corazón. Además, se sabe que las hojas de alcachofa reducen los niveles de colesterol malo (LDL) y aumentan los niveles de colesterol bueno (HDL u ácidos grasos omega-3). El colesterol malo generalmente se acumula en las arterias del sistema cardiovascular, lo que bloquea el flujo sanguíneo y puede provocar enfermedades cardíacas fatales. La fibra presente en la alcachofa contribuye a la salud de los vasos sanguíneos y arterias.

3. Mejora la salud del higado

Todos sabemos que comer sano puede ser un placer para nuestro hígado. Dado que es el órgano más grande de nuestro cuerpo, con muchas funciones que realizar, como almacenar energía, digerir alimentos y eliminar toxinas del cuerpo, es imperativo mantenerlo saludable. Se ha demostrado que dos antioxidantes que se encuentran en las alcachofas, la cinarina y la silimarina, mejoran la salud general del hígado al reducir la presencia de toxinas y facilitar su eliminación del hígado y el cuerpo. Además, los fenoles y ácidos presentes en las alcachofas actúan como estimuladores, que ayudan a expulsar las toxinas dañinas del organismo y también promueven la producción de bilis.

4. Movimientos intestinales suaves

Las alcachofas son una rica fuente de fibra dietética, que ayuda a la funcionalidad de nuestro sistema digestivo . La fibra agrega volumen a las heces, lo que mantiene nuestros movimientos intestinales regulares y, además, disminuye los síntomas del estreñimiento. Además, se sabe que las alcachofas apaciguan la inflamación de la vesícula biliar.

5. Regula la presión arterial

Las alcachofas son una rica fuente de potasio, que ayuda a neutralizar los efectos del exceso de sodio, que se sabe que es el culpable de la presión arterial alta. El potasio en las alcachofas reemplaza los electrolitos y compensa los efectos negativos del sodio. Incluso se anima a los diabéticos a incluir alcachofas en su dieta, lo que puede prevenir las complicaciones asociadas con la presión arterial.

6. Puede ayudar a tratar la resaca

Ahora, esto es interesante, ¿verdad? Como sabemos ahora, las alcachofas tienen un efecto positivo en el hígado, por lo tanto, también pueden ayudar a tratar la resaca. Las alcachofas pueden reducir los niveles de  toxinas en sangre eliminándolas rápidamente. Algunas personas optan por masticar algunas hojas de alcachofa después de una noche de consumo excesivo de alcohol.